Pendientes de comunión ¿Cuál elegir?

Mayo y junio son los meses por excelencia para celebrar comuniones. En esta época son muchas las familias con niños y niñas que esperan impacientes este día, aunque seguramente son ellas las que más expectantes están. Ello se debe a que las niñas suelen tener más ilusión a la hora de escoger el vestido y los complementos de comunión que llevarán en un día tan especial. Uno de los accesorios básicos y que, probablemente las más pequeñas de la casa conservaran ya para el futuro, son los pendientes de comunión.

que pendientes elegir para la comunion

El abanico de estilos y tipos es muy variado, desde los más sencillos y discretos hasta los más sofisticados y elaborados. Los clásicos pendientes de comunión son los de oro con una perla y a veces con un pequeño brillante engarzado también. Suelen ser la opción preferida por niñas y familia porque su discreción y sencillez permite que se puedan utilizar luego en el día a día.

Pero existen otras opciones como por ejemplo pendientes de oro y de plata con forma de estrella, de flor, de hoja, corazón…Otros donde destacan más las piedras incrustadas como diamantes, zafiros, rubíes o esmeraldas. Largos, cortos, pequeños, grandes…las opciones para los pendientes de comunión son infinitas, pero siempre son las pequeñas de la casa las que tienen la última palabra.