La mala alimentación infantil influye en su atención diaria

Recientemente se ha publicado un estudio sobre la relación entre la alimentación infantily su atención en las tareas diarias. Según este estudio publicado en The Open Nutrition Journal, después de analizar a 1.101 infantes en Madrid, entre 3 y 7 años, los niños “mal comedores” tienen niveles de atención más bajos.

alimentacion para el bebe

Según el estudio, queda evidente que la mala nutrición infantil está vinculada a los déficits de desarrollo cognitivo, generando niveles de atención muy bajos, y que pueden llegar a requerir atención psicológica. Este déficit también se da en los países desarrollados, porque también existe malnutrición, que no es lo mismo que la desnutrición.

Otra conclusión relevante es que se produce un efecto acumulativo en los hábitos de alimentación infantil y la relación con la atención a medida que la edad de los niños aumenta, puesto que según los autores del estudio se debería analizar en profundidad a parte. La conclusión es que, aunque estos niños más mayores sí tengan actualmente una alimentación saludable, una mala nutrición en sus edades jóvenes podría haber afectado a sus conductas de atención.

Con todo esto, existen algunas tácticas para ayudar a los niños a aprender a comer cuando todavía están en las edades de 3 y 4 años. Un truco muy importante es que el niño tenga sus propias vajillas infantiles, con dibujos y formas que le gusten y le atraigan.

Otro objeto muy útil es la cuchara Squirt Boon, un modelo de cuchara dosificadora, y que permite hacer la transición del biberón a la comida sólida más agradable, y también porque así el niño no ve los purés en un plato (puesto que el aspecto les puede disgustar), solamente una divertida cuchara infantil que al presionar sale una pequeña cantidad de alimento. ¡Ya dicen que la comida entra por los ojos!