Consejos para viajar embarazada

consejos viajar vacacionesA menos que la fecha del parto esté ya muy cercana o que se trate de un embarazo con complicaciones, si tienes buena salud estar embarazada no es ningún problema a la hora de viajar. Sin embargo, es conveniente tomar algunas precauciones. Aquí van nuestros consejos.

 El mejor momento del embarazo para viajar es el segundo trimestre, ya que hay pocas posibilidades de ponerse de parto y el riesgo de pérdida disminuye mucho. A pesar de todo, siempre es recomendable ir acompañada y viajar sin prisas, preparándolo todo con antelación para evitar esfuerzos de última hora.

 A la hora de hacer la maleta, hay que llevar siempre ropa cómoda y suelta, sin bandas elásticas que puedan apretar o cortar la circulación, y calzado cómodo sin tacón y con suela flexible. Tampoco hay que olvidarse de incluir en la maleta un informe con los datos clínicos del embarazo por si fuera necesario acudir a algún médico una vez estemos en nuestro destino y la documentación médica necesaria.

 La tendencia a marearse durante los viajes es mayor en las mujeres embarazadas, por lo que es recomendable llevar siempre una botella de agua y algo para comer en la bolsa de mano, preferiblemente frutos secos o alimentos con glucosa.

 La forma más cómoda de desplazarse para una mujer embarazada es el tren, ya que permite levantarse durante el trayecto y cambiar de posición.  Si se trata de viajes largos, también se puede optar por el avión, aunque es recomendable no hacerlo durante los dos últimos meses.

 A partir del séptimo mes, la mayoría de compañías aéreas solicitan que la embarazada firme un documento que es exima de toda responsabilidad en caso de que surgiera algún problema y solicitan que se presente un certificando médico que confirme que la futura mamá está en condiciones de volar. Otra cosa a tener en cuenta si se viaja en avión es que es preferible pedir un asiento de pasillo para entrar y salir con más facilidad. También hay que procurar caminar por el pasillo durante unos minutos cada hora en el caso de vuelos muy largos. Esto ayuda a evitar posibles trombosis.