Consejos para organizar una comunión barata

detalles de comunionSe acerca la época de comuniones y seguro que muchas familias ya están empezando a hacer cálculos para tratar de hacer frente a los múltiples gastos que requiere un evento como éste. Pero, dada la actual situación económica, es momento de pensar en el ahorro y tratar de buscar alternativas para organizar una comunión gastando poco dinero.

¿Con qué podemos ahorrar sin que le falte ninguno de los detalles para la comunión de nuestros hijos? Por ejemplo con el vestido o el traje, podemos optar por buscar prendas en oferta e incluso pedir prestado a algún amigo o familiar las prendas que usaron sus hijos.

Añadiendo pequeños detalles económicos para personalizar el modelo, en el caso de las niñas una diadema, zapatos o lazos y en el de los chicos con algún broche o comprando una camisa nueva, podemos reutilizar un vestido prestado dándole un toque personal. Y ahorrando el elevado coste de un vestido nuevo.

En el convite es donde normalmente se gasta más dinero. Es recomendable controlar el número de invitados, y tratar de elegir un buen local cuyo menú e instalaciones sean asequibles. Los salones situados a las afueras de la ciudad suelen ser mucho más económicos y amplios, con zonas verdes y jardines para que los invitados más jóvenes puedan estar entretenidos tras la comida.

En cualquier caso, se recomienda pedir presupuesto en varios sitios, tanto para elegir restaurante como en el caso de los estudios fotográficos,

También es importante controlar el coste de los detalles de comunión como recordatorios, invitaciones o accesorios decorativos. Buscar una papelería o imprenta económica y valorar los diferentes precios en función de las calidades del papel.

Muchas veces es más rentable y original escoger productos menos caros que apenas tienen diferencias importantes respecto a los más caros y con los que podemos ahorrar.

Conseguir la comunión de tus hijos sea un día especial sin gastar mucho dinero es posible. Busca con tiempo, compara precios y decántate por la mejor oferta en relación calidad precio.

La comunión no será mejor porque sea más cara, lo que cuentan son los detalles y que ese día sea recordado por invitados y anfitriones como una reunión memorable.